Hill of Tara

7 paisajes de Irlanda dignos de un cuento de hadas

Para todo aquel que disfruta de viajar y conocer lugares increíbles, Irlanda es sin duda uno de esos países que merece la pena visitar alguna vez en la vida. Hoy te acercamos 5 razones por las cuales debes visitar Irlanda, partiendo de sus diversas montañas de mucha historia, donde incluso puedes encontrar acogedores alojamientos. Además de los famosos acantilados con vistas asombrosas hacia el mar y lugares con secretos de la humanidad que datan de hace miles de años atrás.


Tanto en invierno como en verano Irlanda dispone de amplios paisajes que se rodean de muchísima naturaleza y la arquitectura de sus complejos turísticos parece sacada de un cuento de Disney o alguna película bélica, digna para una buena fotografía. Coge tu mochila y elige unos cuantos días para que conozcas las maravillas que Irlanda tiene para ti, así llenas tu álbum de fotos y bonitos recuerdos. Si es tu primera vez en llamada "Isla Esmeralda", recuerda que para cada sitio puedes contar con excursiones que se encargan de planificar todo la travesía y hacer de tu experiencia lo mejor.

1. Acantilados de Moher

Los acantilados de Moher (en inglés, Cliffs of Moher; en irlandés, Aillte an Mhothairson) son considerados uno de los lugares más bellos que visitar en Irlanda y merece la pena recorrerlos tanto en bici, como a pie o caminando para deleitar la vista con su altura, cuevas y paisajes de la costa.

De hecho sus rutas y entornos han sido protagonistas de famosos rodajes de televisión que te dejarán boca abierto, como por ejemplo de la película The Princess Bride en 1987, y de Harry Potter y el misterio del príncipe (2009).

2. Castillo de Kilkenny

Los castillos de Irlanda son también uno de los grandes atractivos turísticos del país. Kilkenny es una localidad que se encuentra a 70 kilómetros de Dublín y ha sido reconocida durante siglos como The Marble City (es decir, “la Ciudad del Mármol”) por la piedra negra que adorna gran cantidad de sus edificios medievales, como el castillo de Kilkenny.

Nuestro consejos para disfrutar de este paisaje irlandés es que aproveches tu visita a la ciudad para fotografiar sus jardines y el casco histórico de Kilkenny. Por la noche, la ciudad se convierte en una fiesta que no te puedes perder.

3. Caza las Auroras boreales en Donegal

Conviértete en todo un cazador de este espectáculo de la naturaleza alojándote en campamento bajo el cielo despejado y nocturno de la Península de Inishowen.

Aunque muy aparte, también se encuentran otros lugares disponibles de Irlanda sobre sus costas, como los altos acantilados del Condado de Antrim o el Cabo Downpatrick en el Condado de Mayo.

En cualquiera de estos lugares tendrás la oportunidad de observar hermosos atardeceres mientras esperas a que suceda la magia por la noche, solo ten tu cámara alistada y prepárate para obtener la mejor fotografía.

4. Los templos de Brú na Bóinne

Si, por el contrario, deseas ver amaneceres únicos llenos de luz y paisajes llenos de frondosa vegetación, visita entonces el Brú na Bóinne. Ubicado junto al río Boyne y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por alojar más de 80 monumentos de origen neolítico, con significados sagrados.

Esta atracción se hace interesante por ser expuesta al público en cierta parte por vía subterránea, resguardada por valles y con terrenos de grandes extensiones de jardín para sentarse y relajarse.

Entre los lugares que debes conocer obligatoriamente son: Newgrange, Knowth y Dowth. Los tres te ofrecen relatos míticos de grandes ancestros de hace 5.000 años.

5. Las islas Aran

Las islas Aran es un archipiélago conformado por 3 islas (Inis Mór, Inis Meáin e Inis Oíir) que se ubican al oeste de Irlanda.

Se trata de una serie de paisajes imponentes y rocosos que no te puedes perder.

6. La Colina de Tara

La Colina de Tara (“Hill of Tara”, en inglés) es uno de los paisajes más bellos de Irlanda que debes visitar al menos una vez en la vida. Se encuentra a 40 kilómetros de Dublín y se trata de un lugar sagrada que ha sido el centro de la vida política de la isla desde el Neolítico.

Este lugar fue donde se produjo la coronación de los reyes irlandeses pre-cristianos. Lo que más llama la atención de este lugar son los vestigios de los edificios de entonces, que pueden reconocerse por unas circunferencias dibujadas en la superficie de la colina.

7. Glendalough

Glendalough, que en irlandés significa “Valle de los lagos”, simboliza la naturaleza pura irlandesa más bella en los alrededores de Dublín. Se encuentra en la zona de montes de Wicklow y constituye una zona con un importante valor natural en el país.

Resulta un destino ideal para disfrutar de la tranquilidad que emana la naturaleza irlandesa y fotografiar uno de los paisajes más impresionantes de este país.

Comentarios

comments