Villas en Gran Canarias

Villas en Gran Canaria, una nueva fórmula turística

Cuando llega el verano, especialmente en la última quincena de julio y la primera de agosto, medio país está de vacaciones. El litoral español multiplica su población y algunas localidades duplican, triplican e incluso multiplican por cuatro o por cinco su población habitual.

Esto conlleva un consumo de recursos enorme, atascos en las carreteras, falta de aparcamiento y, ¿por qué no decirlo? Agobios en los propios veraneantes.

No cabe duda de que los paquetes de viajes son ideales para viajeros, veraneantes y turistas que buscan la comodidad y el disfrute de sus vacaciones sin tener que preocuparse de buscar, escoger y reservar, puesto que son otros los que se encargan de esos trámites: las agencias de viajes y los touroperadores.

Sin embargo, esta forma de viajar puede resultar a mucha gente demasiado dirigida, pues no le permite la libertad de moverse sin ataduras. Para esas personas que gustan de organizar las vacaciones por su propia cuenta, una opción es reservar directamente el alojamiento en el destino sin intermediarios.

Y si, además de elegir el lugar y el alojamiento, se puede elegir la fecha del año en la que viajar, un buen destino son las Islas Canarias, que cuenta con una amplia oferta de alojamientos y servicios y es siempre una garantía de buen tiempo y temperaturas suaves durante buena parte del año.

El turismo en Canarias, nuevamente al alza

El sector turístico canario, quizás la principal industria de la comunidad, cerró el año 2017 con casi 16 millones de visitantes totales, lo que supone 6.5 puntos más que el año 2016.

En la actualidad, el turismo en Canarias da empleo a un 35% de la población y supone un tercio del PIB de la comunidad. La región es la segunda en España que más turistas recibe después de Canarias.

Los datos de AENA muestran que la isla más visitada del archipiélago es Tenerife, con un 37% del total, pero se sitúa muy cerca Gran Canaria, con un 31%. Lanzarote y Fuerteventura, las otras dos islas de Las Palmas, acogen al 17 y el 14% del total de los visitantes de las islas, lo que coloca a Las Palmas ampliamente por encima de Santa Cruz de Tenerife en recepción de visitantes.


A la amplia oferta hotelera de las islas se le suman cada vez más los pequeños propietarios que intentan competir de manera digna con los grandes aglomerados turísticos.

Una de las zonas más turísticas de Gran Canaria, y por extensión también del archipiélago es Maspalomas, al sur de la isla. En todo este área, y gracias a la iniciativa de herramientas como esta encontramos información interesante sobre alquiler de apartamentos en Maspalomas. Las villas de lujo de Villagrancanaria son una oferta inmejorable para disfrutar de todos los atractivos de Gran Canaria en un ambiente de comodidad único, sin las ataduras y la presión de los otros huéspedes en un hotel.

Los atractivos de Gran Canaria

Gran Canaria es la tercera isla en extensión del archipiélago, tras Tenerife y Fuerteventura. A pesar de ser una isla grande, su superficie es de unos 1600 kilómetros cuadrados, y esta es una superficie muy manejable que permite conocer cualquier punto de su territorio en apenas unas horas.

En el núcleo turístico de Maspalomas, además de numerosos alojamientos y una oferta de ocio casi inacabable, la reserva natural de las Dunas de Maspalomas es un espacio que bien merece una visita.

Con casi 400 hectáreas, en la reserva se distinguen tres ecosistemas bien diferenciados: El Palmeral, La Charca de Gran Palomas y Las Dunas.

En Las Dunas conviven bañistas y surfistas. Cada año es visitada por miles de turistas y en toda esta zona destaca la hermosa sucesión de dunas de arena móviles que llegan a alcanzar más de 10 metros de altura modeladas por el viento. Este conjunto dunar no tiene comparación con ninguno en España.

En el norte de la isla, en la capital, Las Palmas de Gran Canaria, se sitúa la otra gran playa turística de Gran Canaria, Las Canteras. Más de tres kilómetros de arena dorada con agua cristalina del Atlántico en el que destacan el Castillo de la Luz o el auditorio Alfredo Kraus.

Y si queremos todavía más tranquilidad, son numerosos pueblos en Gran Canaria los que ofrecen espacios únicos: Agaete, Firgas, Telde o Tejeda son solo algunos ejemplos.

Comentarios

comments