Dalkey

Un paseo de ensueño por los 5 pueblos más bonitos de Irlanda

Quizás dos de las características más emblemáticas de Irlanda sean sus verdes parajes y sus largos días de intensa lluvia. Por ese motivo, si en los viajes si se desea pasar unos días agradables en la isla, lo mejor es elegir la temporada de lluvias bajas o irse bien equipados con un chubasquero, un paraguas y mucha paciencia.

La Isla Esmeralda recibe a sus visitantes con un Dublín dinámico y cosmopolita, pero además otorga a sus viajeros la posibilidad de visitar diferentes rincones de su geografía y paisajes donde disfrutar de una Irlanda infinitamente verde y de un aire puro sin igual.


Aunque no todo es verde en este maravilloso país, pues posee una historia que puede vislumbrarse a través de su pintoresca arquitectura, de sus comercios locales y de las geniales tradiciones que allí se viven. Además, si eres amante de la cerveza, te interesará saber que Irlanda posee un gran número de pubs, con exquisitas variedades de espumosas, que ofrecen sus servicios a todo aquel que quiera degustarlas.

Pero si se prefiere conocer algo más allá de su encantadora capital, a continuación enumeramos los pueblos más encantadores de Irlanda:

1. Paseo por el colorido Cobh

Este pueblo ubicado en el condado de Cork (al sur de la isla) está lleno de color, gracias a la hilera de casas arcoíris que enmarcan su paseo marítimo. Una de sus señas de identidad es la gran catedral gótica que se encuentra alzada en una pequeña colina y que guarda al pueblo día y noche.

Además la agenda de eventos que posee es prácticamente infinita y para todos los gustos, desde festivales de Blues hasta el festival Internacional de Pesca.

2. De Dublín a Dalkey

Un pueblecito costero cercano a Dublín, conocido en la actualidad por ser el hogar de muchos famosos como el cantante Bono o el director de cine Neil Jordan. Es un pueblo coqueto, con un encanto medieval que se observa en sus calles y arquitecturas. Uno de los atractivos turísticos que posee es que puede visitarse cogiendo un barco a una isla que antaño fue cárcel vikinga.

3. Adare y su castillo

Adare es un pueblo de no más de 3.000 habitantes que se encuentra en el condado de Limerick. Pero su belleza es tal que todo aquel que lo visita se enamora del lugar, gracias su castillo, a los monasterios y a las ruinas de la abadía franciscana.

4. Kilkenny, la ciudad de mármol

Este pequeño pueblo de no más de 10.000 habitantes cuenta con la famosa Cantera Negra, que hace que todo lo allí construido sea hermoso. Además sus calles y edificios emblemáticos provocan que el lugar parezca un parque temático. Tampoco puedes perder la oportunidad de ver allí uno de los castillos más emblemáticos de Irlanda, el Kilkenny Castle.

5. Al Sur en Kinsale

Aunque muchos no lo crean el sol también sale en Irlanda, y para disfrutar de él muchos acuden al puerto deportivo de Kinsale, pueblo en el que se come de maravilla.

Después de una buena comida no hay nada mejor que pasear por las coloridas calles, llenas de tiendas y pintorescos lugares como la Iglesia de St. Multose.

Comentarios

comments