Visitar Londres comprando

Descubre Londres yendo de compras

 

Londres es, después de Bangkok, la ciudad del mundo que mayor número de visitantes recibe cada año. Según un informe que analiza el turismo en 132 ciudades a nivel internacional, la capital inglesa recibe cada año a unos 20 millones de personas. De este modo, Londres se sitúa por delante de otras capitales europeas como París, Roma o Madrid, conocidas también por la gran afluencia de visitantes que presentan. En el caso de la metrópolis inglesa, parte de su éxito reside, entre otras cosas, en la gran multitud y variedad de puntos de interés. Lo cierto es que, si viajamos unos días, podemos hacer todo tipo de turismo. Por ejemplo, ir de compras en Londres es una actividad tan clásica entre los turistas como visitar sus museos, pasear por sus calles o disfrutar del ambiente de sus bares y pubs.

¿Por qué Londres atrae al turismo?

Londres es una de las ciudades más underground y modernas que podemos visitar en Europa. Su atractivo hace que las cifras de turismo superen casi tres veces a su población: alrededor de los 7 millones y medio de habitantes. En el territorio de la metrópolis conviven más de 40 culturas diferentes, y en él se puede disfrutar de las vistas que ofrece el Big Ben y la Tower Bridge, visitar la Biblioteca Británica -una de las mejores bibliotecas del mundo-, descubrir el Museo Británico, desconectar en el St. James’s Park o viajar al pasado en el Museo de Historia Nacional, entre otros.

Estos son, sin duda, muchos de los alicientes que animan cada año a millones de personas a coger un vuelo a Londres. Sin embargo, no son solo los únicos motivos. Cada vez más, Londres se consolida como una urbe para ir de compras.


¿Dónde comprar en la capital inglesa?

Para todos los estilos. Así se puede resumir el shopping que ofrece la ciudad. La ciudad alberga espacios de todo tipo a los que ir de compras, en los que encontrar desde productos de lo más chic a otros totalmente vintage. Algunos de esos puntos de interés son:

  • Oxford Street: esta zona es especialmente valorada por quienes la visitan, ya que podemos encontrarnos desde los típicos grandes almacenes ingleses hasta pequeñas boutiques especializadas en productos (tiendas de discos, de libros, etc.). Esto explica por qué es tan concurrida. Entre estos comercios destacan los almacenes Selfridge, que fueron edificados en el año 1909 por quien les dio el nombre: Gordon Selfridge. Son, además, los más antiguos de todo Reino Unido.
  • El mercado de Portobello: se trata de un espacio donde reinan las antigüedades y ropa de segunda mano. Además, ha inspirado obras de escritores y guiones de películas, lo que no es de extrañar: sus casas, de colores diferentes, le dan un aire bucólico convirtiéndolo en un lugar muy agradable para visitar.
  • Camden Town: para los que buscan un estilo alternativo, este es su lugar. La atmósfera del barrio es muy tranquila y en su mercado podemos encontrar puestos de todo tipo como comercios de ropa gótica o de tatuajes. También de comida, por lo que puede convertirse en una visita muy completa.

Comentarios

comments