Cómo preparar un viaje a Lisboa

¿Cómo preparar tu viaje a Lisboa?

 

Si quieres sacarle el máximo partido a todos los días que vas a pasar visitando la capital portuguesa, lo mejor será que planifiques bien tu viaje sin dejar de lado los aspectos más culturales, como la gastronomía, la arquitectura o la historia de Lisboa. Sin embargo, en los siguientes párrafos nos centraremos en los diferentes barrios, los que son más interesantes para visitar y en los principales atractivos que se puede encontrar en cada uno de ellos.

La Baixa Pombalina

Situado a orillas del río Tajo, aunque la Baixa sea el centro histórico de Lisboa, más turístico y comercial, es importante tener en cuenta que tan solo un poco más al norte se encuentra el centro moderno de la ciudad, menos turístico pero donde está el centro económico y verdaderamente transcurre la vida de la ciudad.

El centro histórico cuenta con muchas calles peatonales distribuidas en forma de cuadrícula y repleta de bares, restaurantes y tiendas muy enfocadas al turismo. La Rua Augusta es la calle principal del centro histórico, pero además destacan muchos otros puntos de interés, como la plaza del Rossio, la plaza del Comercio, el Elevador de Santa Justa o el popular tranvía 28.


Alfama

Este es el mejor barrio para escuchar el típico fado portugués y para disfrutar de las mejores vistas de Lisboa, ya que en la parte más alta de la colina se encuentra el Castillo de San Jorge. Además, aquí también se encuentra la , la Catedral románica de Lisboa, y el Mercado de Ladra, para comprar tanto objetos nuevos como de segunda mano de todo tipo.

Chiado y Barrio Alto

Estos barrios se extienden por la colina que está al este de Lisboa y se puede acceder a ellos fácilmente desde el centro histórico utilizando el Elevador de Santa Justa. Solía ser una de las zonas más aristocráticas de la ciudad, por lo que conserva ese ambiente intelectual lleno de cafés y librerías. De hecho, en la Plaza de Luis de Camoes se encuentra la estatua del conocido poeta portugués Fernando Pessoa. Aunque por la noche esta zona se transforma y se convierte en el lugar preferido de los jóvenes para comenzar la fiesta nocturna.

Belém

Fuera de las zonas céntricas de Lisboa que hemos mencionado hasta ahora, Belém es el lugar más visitado de la ciudad puesto que recoge tres de los monumentos más conocidos y emblemáticos: la Torre de Belém, el Monasterio de los Jerónimos y el Monumento a los Descubridores. Además, si quieres llevarte el souvenir más típico de Lisboa, aquí también se encuentra la famosa Fábrica de los Pasteles de Belém.

Parque de las Naciones

Este barrio te trasladará a una Lisboa completamente diferente del resto. Son los terrenos que recogieron a la Expo 98. La Estación de Oriente, el Pabellón Atlántico, la Feria de Lisboa, el Centro Comercial Vasco de Gama, y el impresionante acuario Oceanário, son sus principales atracciones. Además, está situado junto al río Tajo y cuenta con grandes avenidas y paseos llenos de restaurantes y bares verdaderamente agradables.

Comentarios

comments