Reclamar contra una agencia de viajes

3 pasos para reclamar contra una agencia de viajes

Cuando contratamos un viaje a través de una agencia nos solemos ver en la obligación de pagar por adelantado todo el presupuesto del viaje. Si has contratado una escapada con una agencia y este viaje no ha cumplido tus expectativas, estos son los 3 pasos que debes seguir para reclamar a una agencia de viajes. ¡Toma nota!

Cómo poner una reclamación a una agencia de viajes

¿Has contratado un paquete vacacional a través de una agencia de viajes y, después de pagar todo el presupuesto por adelantado, ese viaje no ha cumplido tus expectativas? Pues te interesará saber que siempre que se vulnere alguno de tus derechos por el servicio prestado, tienes la posibilidad de reclamar a la agencia de viajes.

Además, siempre que contrates un viaje a través de este tipo de establecimientos, tienes un plazo de hasta dos años desde que llegaste de tu viaje para poder reclamar. Sin embargo, para que la reclamación sea lo más efectiva posible, no debes dejarlo pasar mucho tiempo. Estos son los pasos que debes seguir para reclamar a una agencia cuando el viaje que has contratado no ha cumplido tus expectativas:

1. Prueba con una primera reclamación in situ

Si durante el viaje que has contratado te surgen problemas con algunos de los servicios que conciernen a la organización del viaje, como la habitación del hotel, los servicios de comidas, o los transportes del hotel al aeropuerto, no debes esperar a que finalice el viaje. Y es que, lo más conveniente es poner una primera reclamación in situ y exigir una solución.

En este caso, lo primero que deben facilitarte es una hoja de reclamaciones que deberás rellenar con tus datos y expresar todos aquellos servicios que te han decepcionado.


2. Presenta una reclamación formal a la vuelta

Cuando el viaje haya finalizado, y si no conseguiste solucionar nada con la reclamación que pusiste in situ, debes entonces acudir a la agencia con la que contrataste el viaje y contar allí el problema que te ha surgido con alguno de los servicios contratados.

En caso que desde la agencia no tengan intención de compensarte por estos perjuicios, entonces debes pedir una hoja de reclamaciones formal. Todas las agencias deben contar por ley con este tipo de documentos y ponerlos a disposición de sus clientes. Ten en cuenta que, cuanto más documentación seas capaz de aportar para demostrar tu descontento con ese servicio, más posibilidades tendrás también de que prospere tu reclamación.

3. Recurre al arbitraje de consumo o a la vía judicial

Si tras presentar tu hoja de reclamaciones a la agencia de viajes no consigues que la Consejería de Turismo de tu Comunidad Autónoma te dé la razón, el siguiente paso a seguir es pedir un arbitraje de consumo, o en última instancia, recurrir a la vía judicial.

El arbitraje de consumo es una vía arbitral, como su propio nombre indica, y es gratuito y extra judicial. Sin embargo, pese a ser una vía de reclamación muy interesante, hay que indicar que se trata de una vía de sometimiento voluntario. Esto quiere decir que, si la agencia de viajes no acepta someterse a esta petición de arbitraje, no tendrás nada que hacer al respecto, y no te quedará más remedio que acudir a la vía judicial.

En caso de que no te quede más remedio que elevar tu reclamación ante un tribunal de justicia, debes tener en cuenta que esta vía es mucho más lenta que la del arbitraje, por lo que deberás armarte de paciencia hasta que tu reclamación prospere. Además, la vía judicial te costará dinero, ya que debes buscarte un abogado que defienda tu causa y tal vez, también a un procurador que se encargue del caso.

Comentarios

comments