¿Cuándo necesitas un seguro de viaje para visitar Europa?

¿Cuándo es obligatorio el seguro para viajar a Europa?

Ha llegado el momento de preparar las maletas y disfrutar de tus merecidas vacaciones: unos días donde podrás desconectar de la rutina y conocer lugares muy diferentes.

Sin embargo, antes de subirte al avión, deberás planificar tu viaje para que salga todo perfecto. Por tanto, deberás tener en cuenta los siguientes detalles: hacer una lista con todo lo que necesitarás llevarte, planificar aquello que quieres ver o hacer en tu nuevo destino, llevar la documentación necesaria -imprescindible el DNI, el pasaporte o el visado- y tener un seguro de viaje; sobre todo si perteneces a un país fuera de Europa. En este caso, el seguro de viaje Schengen es imprescindible.

¿Por qué es necesario un seguro de viaje si no perteneces a un país europeo?

Si quieres evitar imprevistos o gastos que se salen del presupuesto, un seguro de viaje es un elemento imprescindible. No obstante, si tu país de origen no pertenece a Europa, deberás contar con un seguro específico para realizar un viaje a territorio europeo.

Para ello, deberás contratar el seguro de viaje Schengen. Sin embargo, ¿sabes cuáles son sus coberturas o los países que lo piden de manera obligatoria? No te preocupes, ¡te lo explicamos!

El espacio Schengen, ¿en qué consiste?

El espacio Schengen está compuesto por 26 países que han acordado la libre circulación de sus ciudadanos, es decir, como si se tratara de un mismo país. De estos 26 países, 22 forman parte de la UE y los otros cuatro están dentro del AELC -una asociación de diez importadores de Comercio Justo-.

Este espacio Schengen abarca la mayor parte de los países europeos a excepción de Reino Unido y países como Rumanía, Bulgaria, Croacia, Chipre e Irlanda que pronto se unirán al acuerdo. Otros países no europeos como Noruega, Suiza y Liechtenstein también comparten esta política de libre circulación.

Por tanto, el visado Schengen se trata de un documento para circular por esta área europea. Es necesario para algunas nacionalidades extracomunitarias. No obstante, el seguro de viaje para Europa es recomendable para todos aquellos viajeros no europeos por sus amplias coberturas.

El seguro para viajar por Europa, ¿cuándo es obligatorio?

Del mismo modo que algunos individuos no europeos, en función de su país de origen, necesitan el visado Schengen; también necesitan contratar el seguro Schengen. Cuando viajas por Europa, este seguro es obligatorio en dos casos:

  • Para aquellos países que deban obtener la visa Schengen

Se exige el seguro de viaje Schengen para los países que forman parte de este acuerdo.



  • Para los países que lo requieran, aunque no pertenezcan al Espacio Schengen

Algunos países europeos como Rusia o Bielorrusia no pertenecen a este acuerdo, pero demandan al viajero contar con un seguro de viaje para entrar en sus fronteras.

¿Qué tipo de coberturas proporciona el seguro de viaje Schengen?

Este seguro cubre los siguientes aspectos:

Gastos médicos por enfermedad o accidente

En caso de requerir la hospitalización, se cubren los gastos del centro médico en un importe de hasta 30.000 €. Incluye intervenciones quirúrgicas de urgencia, exámenes médicos y medicamentos, así como el tratamiento de problemas odontológicos de urgencia de hasta 100 €.

Repatriación o transporte sanitario de heridos o enfermos

Si ocurre un accidente o tiene lugar una enfermedad durante el viaje, la compañía aseguradora costea el traslado al hospital o domicilio. El importe que cubre es hasta 1.000.000 €.

Repatriación o transporte del asegurado fallecido

La compañía de seguros traslada el cuerpo hasta el país de residencia del fallecido. Incluye el regreso de dos acompañantes también asegurados.

Robo, pérdida o daño del equipaje

Por otra parte, se compensan las pérdidas materiales del equipaje o elementos personales en hasta 150 €.

Estas son sus ventajas

El seguro de viaje Schengen ofrece unas amplias coberturas que permitirán que no tengas ninguna preocupación durante un viaje internacional. Además, cabe destacar que proporciona asistencia sanitaria en las mismas condiciones que la de los ciudadanos europeos con Tarjeta Sanitaria Europea.

De este modo, podrás evitar gastos extra y contratiempos importantes relacionados con el transporte, el equipaje o el más importante, tu salud.

A su vez, evitarás las complicaciones a través de una atención profesional, efectiva y rápida para resolver la situación.

Si perteneces a un país fuera de Europa, el seguro Schengen te aportará facilidades y seguridad a la hora de viajar. Porque cuando viajas lo más importante es olvidarte de las preocupaciones y aprovechar tu escapada al máximo.

Comentarios

comments