Volar en first class

4 trucos para volar en primera clase sin pagar más

¿Te imaginas poder volar en primera clase pagando solamente el precio de un billete en clase turista? Parece una hazaña imposible, pero hay quienes lo consiguen. Descubre 4 trucos para volar en primera clase a precio de turista. ¡Sigue leyendo y consigue billetes de avión baratos en first class!

¿Cómo volar en primera clase a precio de turista?

El top de los viajes en avión son, sin lugar a dudas, los vuelos en primera clase. Se trata de una experiencia de la que puede disfrutar gente que tiene mucho dinero y personalidades famosas. En primera clase los asientos son privados y, además, son mucho más espaciosos que los asientos en clase bussines o turista, ya que cuentan con unas dimensiones de 82 centímetros de ancho y más de dos metros de espacio para las piernas...Todo un lujo.

Además, en primera clase los viajeros pueden disfrutar de un servicio único y exclusivo por parte de la tripulación, recibiendo por su parte todo tipo de atenciones y detalles. Asimismo, algunas compañías ofrecen a los pasajeros que viajan en primera clase menús elaborados por chefs galardonados con estrellas Michelin.

Sí, todos estos lujos, ventajas y atenciones especiales tienen un precio bastante elevado que hay que pagar al sacar un billete de avión en primera clase. Sin embargo, es posible poner en práctica algunos tucos para volar en primera clase a precio de clase turista. ¿Quieres conocer todos estos trucos y disfrutar del placer de volar en primera clase sin arruinarte? El conocido hacker informático Gilbert Ott, desveló cómo conseguirlo en una entrevista al diario Daily Mail:

1. Mejor comprar puntos que acumularlos

Acumular puntos en las tarjetas de fidelización de las compañías aéreas puede salir bastante caro y, además, supone tener que volar siempre con la misma compañía para poder acumular puntos en su tarjeta. Una forma alternativa de tener puntos en la tarjeta de fidelización y disfrutar así de un gran descuento cuando vuelas en primera clase, es comprar esos puntos directamente a la compañía aérea.




Y es que, cada cierto tiempo, las aerolíneas sacan a la venta sus puntos de fidelización en promociones y rebajas. Esto te ayudará a acumular puntos sin tener la necesidad de viajar.

2. Usar rastreadores de precios y programar alertas

Los comparadores y rastreadores de precios que hay para organizar viajes por Internet son una herramienta muy útil a la hora de obtener grandes descuentos en billetes de avión en primera clase. La mejor forma de conseguir estos descuentos es programar una alerta utilizando buscadores como Google Flights. De esta forma, cuando baje el precio de los billetes en primera clase, lo sabrás rápidamente.

3. Practicar el 'hidden city ticketing'

Según Gilbert Ott, poner en práctica el el hidden city ticketing puede ayudar a conseguir grandes descuentos en billetes de primera clase. Esta práctica consiste en reservar vuelos en primera clase que tengan escala en la ciudad a la que se quiera viajar.

Lo que sí que hay que hacer para conseguir que este truco sea todo un éxito, es viajar solamente con equipaje de mano, pues es evidente que si no, las maletas acabarán en un aeropuerto no deseado.

4. Recurrir a los vuelos con sobreventa

Esta es una de las tácticas que mejor funcionan, ya que muchas compañías aéreas ponen a la venta más billetes de los que pasajeros realmente pueden volar en el avión. Cuando esto sucede, les interesa mantener contentos a sus clientes, así que suelen proponer al viajero un ascenso de categoría.

Si empleas este truco y te quedas sin asiento, no te preocupes, ya que las aerolíneas siempre devuelven el dinero a aquellos viajeros a los que no pueden embarcar.

Comentarios

comments