Propietarios de Airbnb

Cómo ser anfitrión en Airbnb y conseguir reservas en tu alojamiento

Cada vez más personas se animan a usar Airbnb en sus viajes. Y es que esta empresa dedicada a la oferta de alojamientos a particulares y turistas se ha convertido en poco tiempo en una plataforma online de lo más práctica para encontrar el piso o el apartamento deseado en cualquier parte del planeta. Sin embargo, además de ser una conocida forma de encontrar alojamiento entre los viajeros, también se ha alzado como una auténtica mina de oro para quienes desean alquilar sus apartamentos a turistas de todo el mundo y ganar algo de dinero.

Por ello, si quieres convertirte en anfitrión en Airbnb, vamos a repasar todo lo que debes tener en cuenta antes de crear tu perfil como propietario en esta plataforma. Te contamos las condiciones que deberás cumplir para darte de alta como anfitrión en Airbnb y algunos consejos prácticos para que tus huéspedes queden encantados. ¡Sigue leyendo!

5 requisitos para ser anfitrión en Airbnb

Según indica la propia plataforma, cualquiera puede ser anfitrión en Airbnb. Es la persona de contacto con los huéspedes y la que recibe las valoraciones y las evaluaciones al final de la estancia. Aunque no hay una lista de condiciones de los propietarios en Airbnb, sí es conveniente que los anfitriones cumplan una serie de requisitos básicos en sus anuncios para que las estancias sean seguras y agradables. Echa un vistazo:

  1. Ofrece servicios básicos en el alojamiento: recuerda que tu espacio debe funcionar como si se tratara de un hotel. Así que asegúrate de que ofreces a tus huéspedes accesorios imprescindibles como sábanas y toallas limpias, papel higiénico, una almohada por huésped, etc. En otras palabras, haz que tus huéspedes se sientan como en casa.
  2. Responde con rapidez a las peticiones y los comentarios: es muy importante que atiendas y respondas a las solicitudes de reserva que recibas en un plazo máximo de 24 horas. De esta manera, mantendrás un ratio de respuesta alta y conseguirás que otros viajeros se fijen en tu alojamiento. En caso de recibir valoraciones negativas o críticas tras la estancia, también es aconsejable que contestes para mostrar tus disculpas y prometer que mejorarás en ese aspecto de inmediato.
  3. Acepta solicitudes de reserva: siempre que tu disponibilidad lo permita, trata de aceptar las peticiones que recibas e informar a los posibles huéspedes de las condiciones desde el primer momento (si únicamente pueden estar unos días, si pueden traer a su mascota, etc.).
  4. Evita cancelaciones: este punto es muy importante para que tu alojamiento alcance prestigio de entre el resto. En Airbnb valorán mucho las cancelaciones, por lo que es conveniente que las evites en la medida de lo posible para no comprometer los planes de viaje de los huéspedes.
  5. Conseguir y mantener una valoración general alta: ofrece un cierto nivel de calidad a tus huéspedes y consigue que puedan puntuarte positivamente tras su estancia.


Requisitos de los anfitriones en Airbnb

AlesiaKan || Shutterstock

Los mejores consejos para usar Airbnb como propietario

Si vas a usar Airbnb como propietario por primera vez, es conveniente que tengas algunos aspectos en cuenta para ofrecer la mejor estancia a tus huéspedes. Ya hemos adelantado que en Airbnb se toman muy en serio las valoraciones de los anfitriones, por lo que deberás prestar mucha atención a las solicitudes de reserva que recibas y procurar mejorar en cualquier aspecto que te sugieran tus huéspedes tras la estancia si no quieres recibir una mala puntuación.

Veamos algunos consejos prácticos para mejorar tus reservas como propietario en Airbnb y aumentar tu valoración general:

  • Define un precio asequible y acorde con el alojamiento: ¿quién no quiere viajar barato siempre? Cuando vayas a configurar las condiciones de la oferta de tu alojamiento, es recomendable que previamente hayas realizado una pequeña investigación sobre los precios que baraja tu competencia y trates de establecer precios económicos. Es útil saber que el precio medio de una habitación privada oscila entre los 50 y los 60 euros y que un apartamento o una casa entera puede costar alrededor de 125 euros de media.
  • Sé flexible con las estancias cortas: no te desanimes si tan solo recibes solicitudes de reserva de una o dos noches ya que, según las propias estadísticas de Airbnb, la mayoría de huéspedes decide alojarse de media tres o cuatro noches.
  • Lograr muchas reviews y ser agradecido: tu feedback es muy importante para mejorar tu perfil como anfitrión. Cualquier comentario de tu sitio aumentará la probabilidad de obtener nuevas reservas, incluso aunque las reviews no sean del todo buenas. Intenta enviar un mensaje de agradecimiento para todos aquellos huéspedes que te hayan dejado un comentario positivo, y pide disculpas a aquellos que no se han sentido tan cómodos durante la estancia.

Comentarios

comments