Consejos para preparar tu roadtrip

¿Cómo preparar un roadtrip?: Estas son las claves

Un roadtrip es un viaje que todos queremos hacer al menos una vez en la vida. Este viaje por carretera, al estilo de las películas más americanas, te llevará a diferentes lugares que acabarán siendo mágicos. Disfrutar de un recorrido único con las manos al volante es la excusa perfecta para que estrenes tu nuevo coche tras cotizar el crédito para un vehículo. No obstante, antes de lanzarte a la carretera en busca de nuevas experiencias, es importante que prepares la ruta que vas a seguir y la planificación de tu viaje.

Cómo preparar tu roadtrip

Lo importante en el momento de subirte al coche y partir rumbo a lo desconocido es disfrutar de cada instante. Por eso mismo, te explicamos las claves para planificar tu viaje y no dejarte ningún detalle suelto.

El recorrido del roadtrip

Hay dos claves para acertar con el roadtrip. La primera, no ceñirse a horarios o rutas fijas y dejar vía libre a la improvisación. Podemos elegir la zona y seleccionar algún pueblo, carretera o lugar para que te hagas una idea de lo que te espera, pero no programes el viaje al milímetro. Correrás el riesgo de agobiarte y, a su vez, ir con prisas, algo bastante desaconsejable si vas al volante. Por ello, busca dónde dormir y dónde comer. Nada más. Deja que la carretera te lleve, relájate, disfruta del viaje y, sobre todo, de la compañía.

La segunda clave es evitar las autopistas. El secreto de los roadtrips son las sorpresas que siempre trae viajar por carreteras secundarias. Esto no significa que no puedas empezar el recorrido por autopista si quieres llegar a un lugar lejano. Es una buena opción, pero al evitar las carreteras de peaje podrás descubrir lugares únicos. Dentro de la preparación de la ruta, no olvides crear una buena playlist de música para hacer más ameno y divertido el camino.

El dinero




No queremos que el roadtrip sea un pozo sin fondo, así que el siguiente paso es elaborar un presupuesto a partir de los gastos estimados en carburante, alojamiento y comida. A priori, el roadtrip es más barato que otro tipo de viajes, pero si no controlas el presupuesto puede ser demasiado caro. Además, hay que tener en cuenta los gastos que tendrás en los lugares a los que vayan y los imprevistos que surjan. Un fondo común para gastos siempre es un acierto.

Prepara el vehículo

Antes de hacer cualquier viaje, revisa el estado del coche. Y más si se trata de un roadtrip en el que le harás cientos de kilómetros. Realiza una revisión rápida que incluya neumáticos, agua, luces o filtros es necesaria antes de partir. Otro aspecto imprescindible es llenar el depósito del vehículo, y asegúrate de llenarlo durante el viaje para no quedarte en reserva. Mejor evitar sorpresas por si no encuentran gasolineras en determinadas zonas por las que pases.

Otro aspecto clave en la preparación del coche es la limpieza interna y externa del vehículo. Ya que vas a repostar, pasa por el autolavado. Si por dentro está limpio, el viaje será mucho más agradable. Tampoco se debe pasar por alto la documentación. Hay que asegurarse de que todos los posibles conductores tengan la licencia de conducir vigente, así como llevar la póliza del seguro y el resto de documentos del coche. Si vas a salir al extranjero, necesitarás tu visado, pasaporte y el Permiso Internacional de Conducir.

La compañía

Es imprescindible elegir buenos compañeros de viaje, ya que vas a pasar muchas horas encerrados en el coche con ellos. Y, a diferencia de lo que pasa en otros tipos de viaje, no será tan fácil tener un momento de intimidad y tranquilidad para cada uno. Asegúrate de que te llevas bien con todos y de que no hay problemas entre ellos, o el viaje puede llegar a ser un desastre. A ser posible, deberéis conoceros todos antes de ir de viaje. No olvides que cuantos más conductores, mejor. Así, será más fácil hacer turnos al volante y no siempre conducirá la misma persona.

Un roadtrip, ¡un viaje inolvidable al rumbo de la carretera!

Comentarios

comments